Editorial Siloé firma la réplica de los Cartularios de Valpuesta

Comparte:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Leemos en un comunicado de la Agencia EFE, que “La réplica los Cartularios de Valpuesta, una edición facsimilar que recoge los primeros balbuceos del castellano, elaborada por editorial Siloé, será presentada el 9 de junio en el Archivo Histórico Nacional en coincidencia con el Día Internacional de los Archivos“.

La Real Academia ha sancionado El Cartulario de Valpuesta, como se denomina a los cartularios localizados en nuestra localidad, como el documento más antiguo que recoge los primeros esbozos de la lengua castellana. Uno de los codirectores de la editorial, Juan José García, ha reconocido que le llamó la atención el “estado primitivo” de los cartularios porque en realidad son “un libro compuesto de documentos en pergamino y vitela, muy ajados, con muchas marcas y una gran complejidad de clonación por sus dobleces y dobladillos”.

La elaboración de la réplica exacta ha requerido cinco años de trabajo porque ha sido restaurar los originales, que era una condición impuesta por el Archivo para poder llevar a cabo la “clonación”.

En el trabajo llevado a cabo han participado unas setenta empresas, muchos de ellos artesanos, entre los que destacan curtidores de pieles, orfebres e impresores.

Los Cartularios, que en Castilla eran más conocidos como Becerros, o en León y Galicia como Tumbos, son los códices en que muchos monasterios, catedrales, concejos o universidades recogían lo que podríamos llamar “copia de seguridad” de los originales de sus respectivos archivos.

Aunque más que un cartulario en el sentido tradicional del término, el Becerro Gótico sería un códice facticio, con documentos que abarcan un dilatado periodo histórico y con la intervención excepcional de 34 manos diferentes en su elaboración.

El Archivo Histórico Nacional, que en 2016 celebró su 150 aniversario, nació en 1866 con la vocación de organizar la documentación administrativa del Estado y los fondos públicos y privados. Alberga 200.000 pergaminos medievales, 16.383 documentos cartográficos, 13.600 fotografías y 2.266 sellos de cera medievales

Entre los documentos destacados se encuentran los ‘Decreta’ de León de 1188 los ‘Decreta’ de León de 1188, el testimonio más antiguo del sistema parlamentario europeo, el ‘Beato de Tábara’, un códice hispano del siglo X, el ‘Cartulario de Valpuesta’ (S.XII), escrito en latín en el que aparecen las primeras palabras escritas en castellano, los planos del primer submarino de propulsión eléctrica de Isaac Peral, o los archivos personales de tres premios Nobel de Literatura, como José Echegaray, Juan Ramón Jiménez y Jacinto Benavente, del que también se conserva, junto a sus manuscritos, la medalla de oro que recibió como premio Nobel en 1922.

Comparte:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *