Lalastra, museo al aire libre

Comparte:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

En los últimos años, esta aldea se ha convertido en un original museo al aire libre en el que descubrir a través de un breve paseo la historia y costumbres rurales más interesantes de Álava.

En invierno las nieves aíslan Lalastra. /A.M.GDiario Vasco. Paisajes vírgenes. Encajonado entre la Sierra de Bóveda y el tramo occidental de la de Árcena, el magnífico Parque Natural de Valderejo es una auténtica joya que ocupa una singular península que se adentra en tierras de Burgos.

Con 3.496 hectáreas, alberga una gran diversidad de ecosistemas perfectamente accesibles desde el pueblo de Lalastra.
Esta es una región en la que el hombre ha sabido vivir siempre en íntima armonía con la madre naturaleza. Paisajes vírgenes y apartados de la civilización componen la extremada e idílica belleza de Valderejo. La zona en la que se asienta este paraje estuvo cubierta por el mar hace millones de años y hoy ofrece un gran abanico de ambientes en perfecto estado de conservación. Arces, chopos, fresnos, espinos y sabinas negras son sólo algunos de los árboles y arbustos que pueblan el parque, mientras que si levantamos la vista podemos encontrar la comunidad más importante de buitres leonados de Euskal Herria.

Recordando las tradiciones. La visita comienza en el viejo lavadero y, en dirección a la iglesia, en el trasnochado horno de pan. Este se encuentra fuera de servicio desde hace mucho tiempo, aunque actualmente se pone en marcha dos veces al año con motivo de la romería de San Lorenzo (10 de agosto) y de la muestra de antiguos usos y costumbres (12 de octubre).

Una vez en la iglesia merece la pena ascender a su torre para descubrir y observar que alberga un reloj de maquinaria más que curiosa.

Por último, junto a la iglesia, visitamos el potro de herrar, una sencilla estructura de madera que se utilizaba antiguamente para sujetar las cabezas de ganado que requerían la colocación de herraduras en las pezuñas.

Por otra parte, el Museo Etnográfico, ubicado en el antiguo edificio del Ayuntamiento, presenta una colección que explica aspectos históricos, artesanales y rurales que transmiten cómo se desarrolló la vida de los habitantes del valle en el pasado.

Parque Natural de Valderejo. Tal y como se puede observar en el detallado folleto-mapa que distribuye la Casa del Parque, existe una decena de paseos perfectamente balizados y con niveles de dificultad media-baja. Estas rutas llevan al visitante hacia las zonas más altas del Parque, las sierras de Vallegrull, Lerón y Bóveda, permitiendo descubrir espléndidas panorámicas, tanto de Valderejo como de los valles vecinos. Además de entre espléndidos paisajes naturales, los caminos discurren entre huellas y vestigios que rescatan del olvido a antiguos moradores de la región.

El campo tumular de San Lorenzo, el poblacho deshabitado de Ribera y el menhir de Lerón son puntos de gran interés cuyo acceso es relativamente sencillo, pero el más impresionante es el desfiladero del río Purón. Para llegar al desfiladero, hay que tomar la senda de dificultad media de cinco kilómetros que nace frente al centro de interpretación de Lalastra.

DATO
La torre de la iglesia guarda un reloj cuya instalación costó dos mil pinos el 25 de abril de 1859. Resulta curioso observar que posee únicamente una aguja horaria, careciendo de minutero.

CÓMO LLEGAR DESDE VALPUESTA HASTA LALASTRA
13,0 km – aprox. 17 minutos en coche, 2h 39 min a pie.
Ver mapa más grande

Comparte:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

2 thoughts on “Lalastra, museo al aire libre

  1. Pingback: Bonita ruta por Valderejo

  2. Pingback: Octubre lleno de actividad en Valderejo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *