El molino de Valpuesta

Comparte:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Cuando el visitante abandona Valpuesta, por el camino cortado que lleva a Mioma, puede encontrar, a un kilómetro de distancia, más o menos, el molino de Valpuesta, uno de los activos del pueblo, que ha sido restaurado en 2009.

Se trata de uno de los molinos que se construyeron en Valdegovía y que hoy en día se encuentran en desuso, pero que en su momento resultaron básicos en el sustento de los habitantes de la zona.

El molino consta de un edificio central, que cuenta en sus bajos con la pieza motor: una gran rueda de madera, con paletas o cangilones a su alrededor. Estas paletas son capaces de ofrecer resistencia al agua y girar sobre su eje. Con una citan -como tiene Valpuesta- se pueden mover dos pares de piedras.

En el molino valpostano, el movimiento circular se transmite a la piedra volandera directamente y se obtiene al golpear el agua en el rodete.

Además del de Valpuesta, en las cercanías de Valpuesta se encuentran los molinos de Espejo, Villanañe (Venta del monte), el de Campujo (en Caranca) y el de Barrio (el más moderno)

En los cartularios de Valpuesta ya se menciona la existencia de un molino en en Bóveda en el año 1.063.

Por ser especial, merece destacarse el Molino Solapeña, en Corro. Está en un grandisimo estado de conservación y hoy en día es un agroturismo donde merece la pena pasar un fin de semana.

El molino de Valpuesta, como otros, aprovecha el escaso caudal del río Mioma, afluente del Omecillo, para para la rueda y moler el grano. A él acudían las gentes de la zona y pueblos vecinos para mover su grano.

El molino particular, admitía a los clientes, dando igual su procedencia. El propietario, normalmente, cobraba por uso un diez por ciento del grano molino.

El grano se molía según el destino que se le iba a dar. En la piedra blanca molía el trigo para obtener la harina para el pan, y en la piedra negra molian los cereales: cebada, avena, maíz, o cualquier otro cereal que posteriormente podía ser utilizado para alimentación del ganado.

Comparte:Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

One thought on “El molino de Valpuesta

  1. Pingback: Qué ver en Valpuesta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *